articulo pablo olcina

¿Existen más cosas aparte de los dientes en el mundo de la ortodoncia?

Muchos padres acuden a las clínicas dentales con sus hijos para una evaluación que determinará si su hija o hijo necesitará un tratamiento de ortodoncia. Si es su caso debe saber que la boca de un niño, en edad de crecimiento, está constantemente condicionada por múltiples factores. Si un niño tiene una maloclusión (es decir, que no muerde correctamente) pueden existir más causas a parte de la clásica explicación de “tiene unos dientes que ocupan mucho espacio”.

Existen casos en los que el problema es óseo como por ejemplo un paladar estrecho, una mandíbula con una longitud deficiente o una combinación de ambas y hay veces que es necesario tratarlos cuanto antes mejor, ya que la corrección temprana de dichos problemas ayuda a un correcto crecimiento.

Otro de los factores que debemos tener en cuenta en la boca es el protagonismo que tiene la lengua. Un frenillo lingual muy corto impide una movilidad lingual normal y por lo tanto provocar defectos tanto óseos como dentales. Si la lengua no reposa en el paladar con la boca cerrada éste acaba comprimiéndose generando una mordida cruzada y un posible problema respiratorio, además de que el niño no podrá tragar correctamente, interponiendo la lengua entre los dientes y provocando un hábito que terminará en una mordida abierta (incisivos superiores e inferiores no contactan a nivel vertical) que no podrá corregirse con ortodoncia convencional o si se consigue tratar será con muy poca garantía de que el problema no vuelva a aparecer.

En conclusión, un niño que no muerde correctamente o que tiene un apiñamiento mínimamente llamativo puede encerrar un problema más básico que si no se trata puede dificultar el tratamiento con los clásicos brackets o incluso comprometer seriamente un buen resultado. Les invito a que lleven a sus hijos desde muy pequeños (cuanto más pronto mejor) al dentista cada seis meses, crearán un hábito muy sano en ellos, perderán el miedo al dentista y cualquier problema en la boca será más sencillo de solucionar.

Dr. Jose Pablo Olcina