Articulo informando sobre la importancia del fluro. Clinica Dental Bio en Altea siempre cerca y cuidando de ti

El fluor y su importancia

Buenos días!

Ahora que se acercan las fiestas queremos recordar la importancia de seguir con el cuidado oral de los mas pequeños de la casa, los niños.

Nuestros dientes soportan muchas fuerzas masticatorias, están en contacto con el exterior y con los alimentos, por lo que debemos cuidarlos y hacerlos lo mas fuerte posible.

Uno de los elementos más importantes para reforzar los dientes y que sea mas fácil prevenir la caries es el flúor, sobre todo en niños que están en pleno desarrollo Por eso desde la Clínica Dentalbio queremos informaros sobre este elemento tan fundamental en el desarrollo de los dientes.

La capa más externa de nuestros dientes se llama esmalte y es éste el que recibe todas las agresiones externas.

El flúor remineraliza y hace más fuerte el esmalte y, además, evita que las bacterias se depositen sobre su superficie.

Este elemento lo ingerimos diariamente en nuestra dieta sin darnos cuenta, en alimentos como el pescado, el te, la carne, las verduras, el agua… y está presente en las pastas dentífricas.

Sin embargo, en niños con riesgo de caries esa dosis no es suficiente y es necesario aplicar un extra de flúor en la clínica dental para alcanzar la dosis óptima y estar protegidos frente a la caries.
El odontólogo será el encargado de valorar la necesitad de aplicar más flúor.

Existen dos formas de administración de flúor: por vía oral a través de la ingesta de alimentos y agua y aplicándolo directamente (sin ser ingerido) sobre los dientes a través de pastas, geles y barnices. Estos dos últimos se deben realizar en la clínica dental.

El flúor también tiene ciertos inconvenientes, y es que cuando los dientes están en desarrollo y se toma mucho por vía oral (como puede pasar en zonas donde hay alta concentración en el agua) puede producir la llamada fluorosis endémica, que es la presencia de manchas blancas pequeñas o puntos marrones o amarillos esparcidos sobre la superficie de los dientes.

Por eso existen pastas con diferentes concentraciones de flúor, en función de la edad para la que está recomendada.

Recomendaciones para el uso de dentífricos según la concentración de flúor del agua de consumo habitual (0,7 mg/l):

– niños de entre 1 a 3 años: cepillado sin pasta dos veces al día y una vez con pasta de 1000 ppm flúor.

– Niños entre 4 y 5 años: cepillado sin pasta una vez al día y dos veces con pasta de 1000 ppm flúor.

– Niños de entre 6 a 8 años: cepillado tres veces al día con pasta de 1000 ppm flúor.

– Niños de entre 9 a 10 años cepillado tres veces al día con pasta de 1500 ppm flúor.

– Niños de mas de 10 años: cepillado tres veces al día con pasta de 1500 o 2000 ppm flúor.

Las ppm indican partes por millón de ion de flúor que es la concentración de flúor que tiene el dentífrico y debe aparecer en la etiqueta de los ingredientes del tubo de pasta.

Para valorar la necesidad de una mayor concentración, se recomienda acudir a su odontólogo de confianza al menos una vez al año.

Un saludo,

Paula Carillo, Clínica DentalBio