embarazo

El embarazo y la salud bucodental.

Durante el embarazo se producen una serie de cambios orgánicos y de hábitos que pueden repercutir en nuestra salud oral provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad periodontal.

 

Según estudios de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) existe una relación directa entre las enfermedades de encía y el parto prematuro (antes de la semana 37 del embarazo) y el bajo peso al nacer del bebe(con una media de 50 gramos menos de peso del recién nacido).

 

Los problemas dentales que más suelen aparecer durante el embarazo son la gingivitis, la inflamación y el sangrado de las encías, pero también se puede notar una excesiva salivación durante el primer trimestre y erosiones o desgastes dentales causados por los vómitos.

También el épulis del embarazo, un quiste benigno que se forma en la encía o en las partes blandas de la boca, es otra de las patologías más comunes en mujeres en estado de gestación (suele aparecer durante el primer trimestre debido al desequilibrio hormonal en la mujer, y desaparece de forma espontánea tras el parto).

 

Debemos tener en cuenta que es importante controlar nuestra salud bucodental en el embarazo. Podemos acudir al dentista en cualquier momento de este, aunque el segundo trimestre suele ser el momento ideal para realizar cualquier tratamiento dental, no existiendo ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. El odontólogo usará fármacos anestésicos y métodos que no afectaran a tu bebé.

 

QUE PODEMOS HACER PARA CUIDAR NUESTRA SALUD BUCODENTAL?

  • Cepillado dental al menos 2/día con pasta fluorada e higiene interproximal.
  • Limitar alimentos azucarados a los horarios de las comidas.
  • Beber agua o leche descremada y evitar bebidas carbonatadas durante la gestación.
  • Para evitar vómitos, consumir pequeñas cantidades de alimentos nutritivos a lo largo del día.
  • Para neutralizar ácido del vómito, enjuague con bicarbonato (1 cucharita de té en 1 vaso de agua).
  • Acudir al dentista para prevenir cualquier patología dental.