embarazo

El embarazo y la salud bucodental.

Durante el embarazo se producen una serie de cambios orgánicos y de hábitos que pueden repercutir en nuestra salud oral provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad periodontal.

 

Según estudios de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) existe una relación directa entre las enfermedades de encía y el parto prematuro (antes de la semana 37 del embarazo) y el bajo peso al nacer del bebe(con una media de 50 gramos menos de peso del recién nacido).

 

Los problemas dentales que más suelen aparecer durante el embarazo son la gingivitis, la inflamación y el sangrado de las encías, pero también se puede notar una excesiva salivación durante el primer trimestre y erosiones o desgastes dentales causados por los vómitos.

También el épulis del embarazo, un quiste benigno que se forma en la encía o en las partes blandas de la boca, es otra de las patologías más comunes en mujeres en estado de gestación (suele aparecer durante el primer trimestre debido al desequilibrio hormonal en la mujer, y desaparece de forma espontánea tras el parto).

 

Debemos tener en cuenta que es importante controlar nuestra salud bucodental en el embarazo. Podemos acudir al dentista en cualquier momento de este, aunque el segundo trimestre suele ser el momento ideal para realizar cualquier tratamiento dental, no existiendo ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. El odontólogo usará fármacos anestésicos y métodos que no afectaran a tu bebé.

 

QUE PODEMOS HACER PARA CUIDAR NUESTRA SALUD BUCODENTAL?

  • Cepillado dental al menos 2/día con pasta fluorada e higiene interproximal.
  • Limitar alimentos azucarados a los horarios de las comidas.
  • Beber agua o leche descremada y evitar bebidas carbonatadas durante la gestación.
  • Para evitar vómitos, consumir pequeñas cantidades de alimentos nutritivos a lo largo del día.
  • Para neutralizar ácido del vómito, enjuague con bicarbonato (1 cucharita de té en 1 vaso de agua).
  • Acudir al dentista para prevenir cualquier patología dental.
Sarro

¿Que es el sarro y como lo podemos evitar?

El sarro o tártaro dental se forma a consecuencia de la solidificación de la placa bacteriana sobre sus dientes.

A lo largo de la vida las superficies del cuerpo están expuesta a la colonización por microorganismo. En la boca, los dientes aportan superficies duras que no descaman por lo tanto permiten un rápido desarrollo bacteriano.

A diferencia de la placa que es una película incolora, el sarro es una formación de minerales fácilmente visible si se localiza por encima de la línea de las encías. El indicador de sarro más común es observar un color marrón o amarillento en los dientes o encías. El único modo cierto de detectar la presencia de sarro y de retirarlo es acudir a su dentista.

¿Cómo prevenir la formación de sarro?

  1. Cepilla tus dientes cada vez que comas ( mínimo 3 veces al día), sobretodo cuando comas dulces, ya que es el alimento preferido de las bacterias de la boca
  2. Usa seda o hilo dental para remover la placa de los espacios interdentales donde no llega el cepillo.
  3. Usa antisépticos orales ( pastas y colutorios) con flúor que evita que la placa se endurezca y se transforme en sarro.  Lo más importante, si quieres cuidar tu boca y prevenir enfermedades futuras, deberías someterte a higienes profesionales de forma periódica bajo las indicaciones de tu dentista.

Una vez que el sarro se ha depositado en sus dientes, sólo su dentista o higienista podrán retirarlo. El proceso para retirar el sarro se denomina “raspado radicular”. Durante este procedimiento, el dentista o higienista utilizan instrumentos especiales con los que retiran el sarro que se encuentra a la vista sobre los dientes y el que se halla debajo de la línea de las encías.

articulo pablo olcina

¿Existen más cosas aparte de los dientes en el mundo de la ortodoncia?

Muchos padres acuden a las clínicas dentales con sus hijos para una evaluación que determinará si su hija o hijo necesitará un tratamiento de ortodoncia. Si es su caso debe saber que la boca de un niño, en edad de crecimiento, está constantemente condicionada por múltiples factores. Si un niño tiene una maloclusión (es decir, que no muerde correctamente) pueden existir más causas a parte de la clásica explicación de “tiene unos dientes que ocupan mucho espacio”.

Existen casos en los que el problema es óseo como por ejemplo un paladar estrecho, una mandíbula con una longitud deficiente o una combinación de ambas y hay veces que es necesario tratarlos cuanto antes mejor, ya que la corrección temprana de dichos problemas ayuda a un correcto crecimiento.

Otro de los factores que debemos tener en cuenta en la boca es el protagonismo que tiene la lengua. Un frenillo lingual muy corto impide una movilidad lingual normal y por lo tanto provocar defectos tanto óseos como dentales. Si la lengua no reposa en el paladar con la boca cerrada éste acaba comprimiéndose generando una mordida cruzada y un posible problema respiratorio, además de que el niño no podrá tragar correctamente, interponiendo la lengua entre los dientes y provocando un hábito que terminará en una mordida abierta (incisivos superiores e inferiores no contactan a nivel vertical) que no podrá corregirse con ortodoncia convencional o si se consigue tratar será con muy poca garantía de que el problema no vuelva a aparecer.

En conclusión, un niño que no muerde correctamente o que tiene un apiñamiento mínimamente llamativo puede encerrar un problema más básico que si no se trata puede dificultar el tratamiento con los clásicos brackets o incluso comprometer seriamente un buen resultado. Les invito a que lleven a sus hijos desde muy pequeños (cuanto más pronto mejor) al dentista cada seis meses, crearán un hábito muy sano en ellos, perderán el miedo al dentista y cualquier problema en la boca será más sencillo de solucionar.

Dr. Jose Pablo Olcina

Articulo laura navidad

Cuida tus dientes en Navidad

Llega la Navidad y, como el turrón, llega también una época donde tenemos que tener un especial cuidado y atención a nuestros dientes. La mayoría de las caries y problemas dentales por un excesivo consumo de azúcar y una mala limpieza bucal se producen durante la Navidad. Una de cada cuatro personas, no se cepilla los dientes en vacaciones. Este dato, nos resulta de lo más alarmante, ¿por qué si tenemos el hábito de ducharnos, peinarnos, comer… a diario nos cuesta tanto mantener una buena higiene bucal? Además si a esto le añadimos al incremento de ingesta de azúcar y otros alimentos dañinos para nuestra dentadura, durante las vacaciones de navidad, tendremos como resultado un problema de caries, gingivitis e infecciones.

Los expertos señalan que es habitual percibir un repunte en las visitas a los odontólogos en el mes de enero. Esto, sin duda, se puede deber a causas como la necesidad de reparar pequeños accidentes en prótesis, dientes o aparatos de ortodoncia, o por la necesidad de hacer una limpieza después de los excesos. Incluso, puede deberse a los buenos propósitos por el comienzo de año.

Navidad es sinónimo de celebración, familia, reuniones, comidas, amigos… en definitiva, es época de felicidad y festejo. Pero también es época de excesos y cambios en la rutina habitual, y esto puede repercutir en la salud de nuestros dientes, si no sabemos cuidarlos. En estas fechas debemos tener un cuidado especial para mantener los dientes sanos.

Las costumbres navideñas pueden llegar a ser muy agresivas para nuestra salud bucal y, a posteriori, pueden tener consecuencias graves que debemos evitar.

Podamos disfrutar de la Navidad mientras nos cuidamos, con unos simples consejos para no maltratar nuestros dientes. No olvidemos que nuestra boca y dientes son elementos primordiales para mantener una buena salud general, además de una buena estética:

-El turrón duro, mejor que el blando, ya que su composición cuenta con almendra, miel, clara de huevo y un porcentaje más bajo de azúcar.

– Los dulces más duros pueden llegar a fracturar nuestros dientes, romper empastes o dañar tratamientos de ortodoncia, por lo que debemos limitar su ingesta todo lo que podamos.

– Los dulces blandos y pegajosos, por otro lado, tampoco son beneficiosos, ya que crean problemas de inflamación de encías en personas con aparatos de ortodoncia.

– Respecto al alcohol, el vino tinto se presenta como el menos agresivo para nuestra salud dental, ya que el vino blanco y el champán dañan el esmalte y son agresivos para el cemento de la raíz dental.

Las mejores opciones de alimentos para la salud de su boca incluyen quesos, pollo u otras carnes, nueces y leche. Estos alimentos están pensados para proteger el esmalte dental al proporcionar el calcio y el fósforo necesario para remineralizar los dientes (un proceso natural por el cual los minerales se vuelven a depositar en el esmalte después de haber sido eliminado por los ácidos).

Otras opciones de alimentos son las frutas firmes, crujientes (por ejemplo, manzanas y peras) y las verduras. Estos alimentos tienen un alto contenido de agua, generando una disminución de los efectos de los azúcares que contienen, y estimulando el flujo de saliva (que ayuda a proteger los dientes contra la caries mediante el lavado de las partículas de comida, amortiguando el ácido). Los alimentos ácidos, como cítricos, tomates y limones, deben consumirse como parte de una comida más grande para minimizar el contenido de que poseen.

Las mejores opciones de bebidas incluyen agua (especialmente el agua fluorada), leche y té sin azúcar. Limite su consumo de bebidas como refrescos, limonada y café o té con azúcar añadido.

A pesar de todo y comamos lo que comamos, lo más importante es mantener una buena limpieza dental. DentalBio recomienda llevar el cepillo de dientes siempre encima, ya que las comidas o cenas fuera de casa hacen que no podamos mantener la rutina habitual de tres cepillados al día.

Los profesionales de Clínica DentalBio, comprometidos con la prevención de problemas dentales, le aconsejarán en todo lo necesario respecto al consumo de azúcar en Navidad y la correcta limpieza bucal. En caso de molestias o síntomas anormales, no esperes a que tus vacaciones terminen, acude a tu dentista sin demora.

Laura Turean

enfermedad periodontal

Enfermedad periodontal

Quiero hablaros de la enfermedad periodontal, mal llamada enfermedad de las encías, ya que no solamente puede afectar a estas.
Como enfermedad periodontal se define aquellas patologías de los tejidos que rodean al diente como pueden ser: la encía o el hueso alveolar donde van insertados los dientes. Continue reading

DSC_0483

Una maravillosa energía fluye cuando se ayuda a alguien

En Clínica DentalBio siempre estamos dispuestos a echar una mano donde podamos ayudar con nuestro trabajo.

 

Queremos haceros participes de nuestro granito de arena para animaros, en estos tiempos tan difíciles y de tanto esperpento económico, a aportar con un poco de vuestro tiempo una ayuda, a nuestro parecer muy importante, para aquellos que la necesitan y no pueden obtenerla por ningún otro medio.

Continue reading

Foto articulo blog

Bienvenidos a Clínica DentalBio

Buenos días, voy a hablaros de nuestra nueva clínica. Ha sido un largo camino para poder llegar hasta aquí, pero es gratificante poder llevar a cabo este proyecto en el que de verdad podemos desarrollar una odontología que se adapta a las posibilidades, necesidades y deseos de nuestros vecinos.

Siempre y en todos los casos utilizamos materiales de primera calidad y realizamos los estudios previos a los tratamientos necesarios para que nuestra odontología sea predecible y no haya sorpresas al final de cada caso. Continue reading

Uso de cookies

“Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies”LEER AQUI, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR